Artículos recomendados

Fetichismo robótico

Fetichismo robótico

En una forma similar a la agalmatofilia, el fetichismo robótico (también conocido bajo el nombre de tecno sexualidad) se basa en la aspiración de relacionarse con un ser no humano. En la mayoría de los casos, esto se materializa a través de juegos de rol, usando trajes que imitan la conformación robótica o reproduciendo los movimientos o sonidos "artificiales" característicos de las "máquinas inteligentes".

Lee mas

¿Estar o no estar... casado/-a?

¿Estar o no estar... casado/-a?

En el apogeo de su madurez (o tal vez sólo después del consumo de una importante cantidad de alcohol), cada terrícola se enfrenta a la gran pregunta existencial “¿Estar o no estar... casado/-a?”, a la que, a diferencia de hace unas décadas y mentalidades, se pueden dar un mínimo de dos respuestas “válidas”.

Lee mas

Me gustan las mujeres maduras

Me gustan las mujeres maduras

La diferencia de edad entre las personas que forman una pareja ha sido y, lamentablemente, sigue siendo un tema controvertido. “Lamentablemente” porque, normalmente, los problemas de una pareja deberían afectar e interesar sólo a la pareja... y a nadie más.

Sin embargo, “sólo la tumba puede tapar la boca” y, por lo tanto, siempre habrá chismosos molestos, aunque no afectados por nada en su existencia obtusa (por el fenómeno en cuestión), se preguntarán irritados, irónicos y perplejos, ¿cómo puede un hombre estar con una mujer que podría ser su madre? Bueno, las relaciones de este tipo existen y funciona bastante bien, a veces con más éxito que las que existen entre personas con edades similares. E, irónicamente, ¡incluso sin el consentimiento de los “críticos” de especialidad!

Lee mas

Curiosidades médicas (sobre el sexo y no sólo sobre esto)

Curiosidades médicas (sobre el sexo y no sólo sobre esto)

La vulnerabilidad es una constante de la especie humana. Hay momentos cuando todo pende (metafóricamente) de un hilo. Los riesgos son más altos dentro del perímetro al que llamamos casa, dicen las estadísticas, pero el exterior tampoco es inofensivo. Criminales libres, conductores en estado de ebriedad, floreros que están esperando a caer bruscamente desde el balcón... Por no hablar de la fragilidad del cuerpo. Pero, ¡hemos dicho suficiente sobre las perspectivas “felices” sobre el mundo y la vida! Al fin y al cabo, el exceso de población debería resolverse las deficiencias, como dirían los defensores de la selección natural.

Lee mas