26-03-2020

26-03-2020

26-03-2020

Un médico lleva a sus estudiantes en una visita a un hospicio. Se detienen en un salón donde había un hombre con la mirada perdida.
-Ya ven, ¡qué ironía!... Este hombre ha perdido la cabeza, porque la mujer que amaba no lo aceptó. En la próxima sala visitaremos al hombre que se casó con ella...