Pasos esenciales en la preparación para swinging

Pasos esenciales en la preparación para swinging

La gente quiere muchas cosas en la vida. Tener una casa grande, un coche “fuerte”, preferiblemente con un amplio garaje, un trabajo bien pagado, amigos, comodidad, equilibrio y un aspecto que no asuste a nadie (válido sólo en el caso de los hombres, ya que las mujeres no quieren conformarse con poco... ellas quieren eclipsar definitivamente a TODOS).

Entre las aspiraciones existenciales hay que incluir también las expectativas sobre el sexo. El primer requisito que está previsto en la lista de la mayoría se refiere a la cantidad y a la calidad. El sexo debe existir y ser bueno. Con respecto a este aspecto, todos están de acuerdo por unanimidad. Lo que sigue depende de cada persona en parte.

En el océano de posibilidades infinitas, encontramos también la que se refiere a un estilo de vida basado ​​en el intercambio de pareja, en “compartir” el placer con más hombres o con más mujeres. Es la opción adoptada por las personas que no pueden vivir de otro modo que libres (la monogamia no les gusta, lo mismo pasa con la infidelidad y las convenciones reprimen su impulso).

Además los “profesionales”, hay también no iniciados a los que le gustaría seguir su ejemplo, pero no saben cómo empezar. Sin embargo, se trata de un paso crucial y no de caer de acuerdo sobre los detalles de un viaje de fin de semana. No es muy sencillo estar en su piel.

Si usted suele soñar, con los ojos abiertos, con episodios intensos de amor con su media naranja, pero junto con varios invitados o invitadas, eso significa que es hora de aclarar una serie de cuestiones.

La decisión de pasar de la revería a la acción no debe tomarse de la noche a la mañana, ya que afectará permanentemente su futuro, ya sea que se encuentre en una relación transitoria (en cuyo caso es posible poder “pasar a los hechos” más rápido de lo que piensa) o que tenga, orgullosamente, una conexión emocional duradera (contexto en el que existe el riesgo de tener unas sorpresas más desagradables que la mosca encontrada en la sopa del restaurante).

¿Por qué se impone un cierto tiempo (y forma) de pensar?

1.-Una vez terminado, el recorrido de esta aventura íntima no tiene camino de regreso. Al igual que la pérdida de la virginidad. El “shock” no se reduce ni siquiera con una multitud de psicólogos muy bien preparados.

2.-Un cambio tan radical como la transformación de su dormitorio en una sala de juegos para más personas puede arruinar o, por el contrario, mejorar la relación principal (la probabilidad es muy difícil de predecir, en ambos casos). A pesar del entusiasmo inherente, la precaución debe prevalecer e, independientemente de lo tedioso que pueda parecer el análisis inicial, en relación con el placer y la emoción de saltar a la cama acompañados por otras personas, la paciencia sigue siendo el elemento clave.

3.-El propósito de los experimentos de este tipo va dirigido exclusivamente a provocar placer y, en ningún caso, a la acumulación de traumas permanentes. Las cosas hechas a toda prisa a veces tienen este efecto.

El primer paso sería, por lo tanto, tomar su tiempo (de todos modos, las oportunidades no desaparecen).

En segundo lugar, usted debe establecer, de manera clara, su motivación. ¿De dónde viene el deseo de acceder al siguiente “nivel”? ¿Del aburrimiento y de la previsibilidad de la vida en dos, de la curiosidad acerca de la bisexualidad o de la necesidad de materializar fantasías extravagantes...? Si comprende el origen del deseo, usted sabrá hacia que dirigirse. El hecho de explicarnos el impulso de nuestras propias acciones, incluidas las de naturaleza “carnal”, no disminuye, de ninguna forma, el encanto de la propia meta. Por el contrario, los orgasmos serán más explosivos si sabemos exactamente por qué queremos hacerlo en grupo y no con una sola pareja o por qué nos tranquiliza, como una canción de cuna, la idea de compartir a nuestra pareja con varios otros.

Tres: a través de toda esta “exploración de lo desconocido”, hay que mantener la comunicación con su pareja. No es indicado avisarle un día antes del “estreno”, ni hacerle una sorpresa traviesa por su cumpleaños (“en lugar del tradicional ramo de flores, traje a los vecinos de al lado para mantenernos compañía en la ducha”) o recurrir al chantaje emocional, de forma que obtenga el consentimiento estrictamente bajo la presión de sus propios deseos. El interés debe ser mostrado y sentido por ambas personas. De lo contrario, la “finalización” con rabia o portazos se convierte en una certeza.

El cuarto paso consiste en anticipar las ventajas y las desventajas. La idealización de las relaciones amorosas con múltiples protagonistas puede ser tentadora, pero no necesariamente auspiciosa. Hacer una lista de los pros y los contras hará más simple la “misión” y mantiene alejados a muchos (potenciales) problemas. En este capítulo, cada persona debe confesar, de manera absolutamente honesta, sus temores y expectativas, sus sugerencias o deseos secretos.

Cuando las visiones son diferentes, interviene la negociación. No es necesario ser un abogado profesional para apoyar su punto de vista. Con un poco de suerte y algunos argumentos convincentes, la “disputa” se puede resolver. Por supuesto, la dificultad disminuye si su “media naranja” tiene, desde el principio, la misma opinión que usted (o si falta por completo del futuro “paisaje”).

¿Qué pasa después del gran día de la decisión favorable? No debe, bajo ninguna circunstancia, pasar de manera repentina directamente a la acción. El orden natural dice que, después de haberse decidido, viene la quinta etapa: la documentación. El Internet está lleno de artículos y consejos sobre los lugares donde se practica el intercambio de pareja, plataformas que facilitan la comunicación con otros practicantes, historias personales etc.

La recopilación de información relevante, la comprensión de los tipos de aficionados a este tipo de amores especiales, la familiaridad con sus patrones de interacción (sexual o no sexual) son los próximos pasos a seguir, junto con las reuniones de socialización sobre el tema, es decir, discusiones e identificación de potenciales parejas.

Su comportamiento debe ser asumido, decente y genuino. Sin abusos o violaciones de los límites. La reputación en el campo le seguirá durante bastante tiempo y, si usted no quiere llegar a ser el último proscrito del mundo de las parejas swingers, entonces trate de hacer una buena impresión desde el principio. Sería trágico que se le atribuya una reputación indeseable incluso antes de iniciar el camino real.

Asimismo, ¡tiene que aprender a responder positivamente a los rechazos! No necesariamente con sonrisas falsas y explosiones de confeti, sino con una actitud razonable. La flexibilidad del grupo no significa falta de normas y preferencias. Tome las personas tales como son y no trate de invadir su universo.

De aquí hasta vivir, en realidad, su sueño, hay sólo un paso. Un solo...

¡Buena suerte!

Fuente: www.interswingers.com