¿Cómo abordar a una mujer en los sitios de citas?

¿Cómo abordar a una mujer en los sitios de citas?

¡Tal vez ya le pasó! Da una “vuelta” en un sitio de citas y, de repente, nota una presencia femenina interesante. No tiene ni idea de quién es, pero, como usted es hombre, es natural que le encante la imagen fija de una desconocida. Ésta es la naturaleza del hombre... más “visual”.

Desde este punto, nace una única pregunta. ¿Cómo hacer para abordarla?

Dos palabras que hacen maravillas. ¿Su nombre es María? Envíele un mensaje que diga sólo esto: “Hola, María.” ¿Su nombre es Cristina? Envíele el mensaje: “Hola, Cristina.”

Nada más. Pero, necesariamente, siempre debe comenzar con un saludo.

Sin formulaciones cretinas (sin ton ni son), de tipo “¿Qué estás haciendo, amor?”, “¡Eres bomba sexy, tía!”, “Te mando un beso, corazón.”, etc.

Éstas son expresiones oligofrénicas (no es que sean pocos los que las usan hoy en día), y una mujer un tanto normal, probablemente, ni siquiera contesta (aunque, entre las mujeres, las cosas no son más “académicas”).

De todos modos, ha comprendido la idea. Primero tiene que saludar a la mujer y luego esperar. ¿Qué? Lea a continuación...

¿Por qué es importante llamar a una mujer por su nombre? Independientemente si lo hace por escrito o hablado, el nombre de una mujer es canción para sus orejas.

No se pierda la oportunidad que, al menos en las primeras etapas de la interacción, le llame por su nombre. Eso no significa que debe abusar de esta táctica, empezando cada frase de esta manera, sino que sólo a veces... introduzca su nombre en el contexto.

La presencia del nombre también tiene como objetivo despertar su curiosidad. Es posible que se pregunte intrigada quién es usted, porque estas aproximaciones un tanto familiares, por lo general, sólo se usan por los conocidos y su perfil definitivamente no le dirá nada.

La manera de reaccionar es diferente de una mujer a otra, pero en general, puede esperar un saludo como respuesta y un poco de interés en relación con su identidad.

Abordar a una mujer en línea - la mala noticia. Como usted sabe (o sabrá en breve), el aspecto físico no es lo más importante para las mujeres cuando se trata de lo atractivo de un hombre. Si eso fuera así, muchos de los miembros de las bandas de rock (por ejemplo), descuidados, morbosos y, especialmente, afeminados, seguirían siendo vírgenes.

Lo malo es que, cuando aborda a una mujer en Internet, la apariencia puede ser separada del contexto (por la mera presencia de la fotografía de perfil, del “avatar”), ampliamente estudiado, en comparación con las imágenes de un montón de otros “pretendientes”, porque, en ese momento, por la única sensación implicada en la historia (la vista), esto es el único “faro” que puede llevar a esbozar una imagen de usted.

A diferencia de los contactos naturales (cara a cara), en línea se comunican muchas menos cosas. No puede utilizar las expresiones faciales, los gestos, la sonrisa... o un montón de otras manifestaciones o actitudes.

Por lo tanto, elija una imagen de perfil que le favorezca y que le represente tanto como posible. Es una cuestión absolutamente necesaria, por lo menos hasta que logre a abrir la discusión, para probar su atractivo también a través de otras cosas. Tal como lo han demostrado los estudios especializados hechos en este sentido, las personas retienen el 10% de lo que leen, el 20% de lo que escuchan y el 80% de lo que ven. Así que... debe elegir la fotografía más interesante que tiene. No cuando ustedes está tomando una cerveza con los amigos y ríe con sus tres paperas, no cuando usted se encuentra en una falsa posición de pensador profundo, con la mano en el templo o en el mentón en un gesto pensativo (“instantáneos” francamente vergonzosos), no con la camisa o camiseta elevada para mostrar los “cuadrados” trabajados en el gimnasio (los músculos tienen su importancia, pero no en este contexto), no en el espejo como una adolescente tontita... sino en algún lugar en la naturaleza, haciendo deporte o cualquier otro tipo de actividad que ponga de relieve su espíritu sano y vivaz.

Abordar a una mujer en línea - la buena noticia. Cuando se trata de aproximaciones en el entorno virtual, la competencia es muy grande, pero muy mal preparada para un “partido” de este tipo.

La mayoría de los hombres que tratan de acercarse a las mujeres en las redes sociales son buenos en este tipo de “juegos” tanto como una ballena intentaría comer arroz con palillos chinos.

Algunos simplemente tienen la imaginación tan baja (determinada, por supuesto, por la inteligencia “desbordante” que tienen), que creen firmemente que la frase “¡Qué buena que estás, tía!”, en la versión iletrada y seguida por múltiples sonrisas, tiene la fuerza de un imán irresistible que les llevará a las filas de los “seductores de peso pesado”.

Por supuesto que nunca han experimentado ningún éxito con este enfoque, por supuesto que nunca en su vida han conocido a alguien que haya causado furores entre las damas utilizando formulaciones tan torpes, pero, sin embargo, siguen insistiendo con la idea. Porque están convencidos de que no son ellos los idiotas, sino que las mujeres... son demasiado melindrosas.

Disfruta con todo su ser de que hay tantos estúpidos en la Tierra. Si usted logra tener por lo menos un paso por delante de ellos, con un poco, poco, poco... diferente de ellos, se le percibirá como un verdadero milagro, una presencia “notable” en el paisaje de los potenciales aspirantes al primer lugar en el corazón de cada mujer.

 

¿Y ahora qué?

Independientemente de cómo le responda al primer mensaje (de saludo), luego usted tiene que apelar a sus recursos de la imaginación, para empezar un mínimo intercambio con ella.

A veces, sus reacciones contienen, desde el principio, muchos detalles, lo que ayuda enormemente en la búsqueda de los pilares para el desarrollo de la conversación; otras veces, es usted el que tiene que intentar a cerrar la brecha del desconocimiento mutuo, llevando la discusión en áreas diversas, divertidas e interesantes, para despertar su atención.

Le puede decir cualquier cosa para atraerla a la discusión. Por ejemplo, si ella quiere saber quién es usted, se le puede preguntar si realmente quiere saber la verdad. Si es absolutamente segura de que quiere saberlo (ampliando y prolongando la tensión del momento).

Si insiste, dígale que, con el precio de violar una de las más importantes reglas que guían su existencia, lo hará, sólo por ella, porque usted no ha adivinado lo difícil que puede ser rechazar su petición. A partir de aquí tiene dos posibilidades bastante buenas:
a.-le dice que es el hombre con el que va a ir pronto a tomar algo;
b.-le dice que es usted el hombre más feo del mundo.

Es una forma en que, aunque usted muestra su interés en ella, lo hace de una forma equilibrada y divertida, que provoca. La segunda versión también le ofrece la ventaja de que, muy en el fondo de ella, se negará a creer que usted es feo y esto va a suceder, paradójicamente, incluso cuando usted dice la verdad.

 

¿Cómo obtener la cita?

Abordar a una mujer en línea debe tener un solo propósito, inmediato y final: conseguir una cita.

Usted la debe sacar del entorno virtual, llevándola rápidamente en la vida real, para hacer con ella todas esas cosas simples y ordinarias, que la gente lleva hacer desde los tiempos de Adán y Eva. Esto si no quiere conocer a mujeres para llegar a ser su confidente o el patrocinador de sus deseos.

¿Cómo hacer una invitación a salir a tomar algo? En primer lugar, usted debe pedirle el número de teléfono. Si ha jugado a las cartas adecuadas, lo obtendrá. Después de recibirlo, adivine lo que tiene que hacer. Sí: le llama de inmediato. ¡INMEDIATAMENTE!

Si la mujer contesta al teléfono, no le moleste con problemas existenciales y filosofías que le preocupan cuando trata de desterrar el sentimiento de inutilidad. No hable al mismo tiempo que ella, no intente ser espontáneo como vio en las estúpidas series que mira por la noche hasta quedarse dormido delante del televisor... solo. Su objetivo es conseguir la cita, no traicionar la falta de conversación... que ha durado un tiempo bastante largo.

Basta con cambiar un par de frases de “introducción” (“Tienes una voz agradable.”, “Algunos de tus mensajes realmente me hicieron pensar.”, “Tu nombre me recuerda a un personaje interesante.”, etc.); luego, de repente, lance la invitación y... cállese, esperando la respuesta.

Si la respuesta es sí, esto significa que no ha leído en vano este artículo.

Sin embargo, hay que tener cuidado... el entorno virtual crea un cierto tipo de adicción extremadamente perjudicial (incluso para las mujeres), dando la sensación de que, permanentemente, se pueden encontrar mejores alternativas. Mantener el perfil en el sitio constantemente amenaza la estabilidad de una relación.

¡Mucha suerte!